Las nuevas oportunidades y desafíos para la industria turística en Chile

Por Pamela Quezada, Directora Académica del Instituto Profesional Vertical.

Los actuales reconocimientos internacionales en la materia, nos presentan un panorama nunca antes visto en nuestra historia. Por fin tenemos la posibilidad de consolidarnos como un referente mundial en turismo y sacarle el debido provecho a nuestros atributos.

Ahora bien, ¿qué podemos hacer para concretar este anhelo? La respuesta es sencilla y directa. Trabajar y hacer bien las cosas. Lo sé, suena más fácil decirlo que hacerlo, pero hasta ahora, no existe una mejor fórmula que nos permita lograr dicho cometido.

Necesitamos perfeccionar nuestro capital humano y empresarial, con énfasis en el desarrollo de una cultura de servicio y excelencia, que nos distinga y posicione entre los mejores del mundo.

Sin embargo, no es posible pensar en efectuar este cambio, si no consideramos como una obligación, el resguardo del medio en el que nos        desempeñamos como profesionales.

Quiero detenerme en este punto, porque es habitual en Chile, desarrollar proyectos cortoplacistas, que buscan generar el mayor número de recursos sin considerar el impacto al entorno natural y sus consecuencias a futuro, mentalidad que sí o sí debemos cambiar, si pretendemos hacer del turismo una industria sostenible.

El proceso recién comienza y necesita del compromiso de todos los actores involucrados; entidades de educación superior, servicios públicos y privados. El primer paso y uno        trascendental a mi parecer, fue el anuncio del Servicio Nacional de Turismo, sobre la relevancia que tiene para la industria, las certificaciones de calidad como garantías para    los clientes.

Los Sellos de Calidad Turísticas, son distintivos que SERNATUR otorga a guías y empresas del rubro, que estén certificados en las Normas de Calidad que la entidad estatal            estableció en el país, con base en estándares internacionales.

La norma vigente, y que se exigirá como requisito, afirma que para desempeñarse como guía turístico, necesariamente se deben cursar como mínimo 4 semestres (una carrera     técnica) en una institución reconocida oficialmente, cuya malla curricular aborde turismo, flora y fauna, geografía, cultura general, patrimonio e historia de Chile.

Además de conocimientos de idiomas, manejos de grupos, respuesta ante la contingencia y conocimiento amplio de los protocolos de seguridad.

Estos requerimientos, son señales inequívocas que nos estamos tomando las cosas en serio, para ofrecer a los turistas nacionales y extranjeros, la seguridad y calidad que solo un mercado maduro puede entregar. ¡Para allá vamos!