Ecoturismo: una carrera para hacer las cosas por amor

Entrevista. Por Javiera Morán Battaglia

Patrick Smith Hudson es un #ProfesionaldelaNaturaleza formado en Vertical, que ha pasado los últimos 4 años en la Patagonia chilena. Actualmente trabaja en el Hotel Tierra Patagonia, hotel reconocido este 2018 dentro de los World’s Best Awards Travel + Leisure, como el mejor hotel de Sur América.

 

Para muchos, integrarse al mundo laboral es un gran desafío. Y cómo no, si significan grandes cambios y consolidar los sueños ¿cómo partió tu vida laboral?

Llegué a Torres del Paine hace 4 años, esta es mi quinta temporada. Al principio me costó un poco, porque vengo de Santiago, y abrirse camino para trabajar con clientes de diferentes culturas que provienen de distintas partes del mundo es un gran desafío. Para eso, creo que lo aprendido en Vertical de manejo de grupo y habilidades blandas, fue un plus para incorporarme en la zona

Aunque ya había trabajado años antes atendiendo público, al entrar a Vertical fui adquiriendo todo el conocimiento teórico y así todo me hizo más sentido. Al principio recuerdo que no valoré tanto esos ramos, pero al entrar a trabajar me di cuenta que era muy importante, una formación muy necesaria para orientarme y relacionarme con la gente.

 

¿Cuáles fueron las herramientas que te ayudaron a abrirte camino en la Patagonia?

En cuanto a la atención de los turistas y pasajeros, la formación en climatología, geología, biodiversidad y ecología, me ha ayudado a dar una atención mucho más integral. Por lo que me puso en un lugar diferente como guía cuando llegué, en el fondo <<este cabro nuevo que viene de afuera del Paine sabe de lo que habla>>; aunque la materia particular del Paine no es materia general, tuve la base necesaria para aprender y desenvolverme correctamente, logrando insertarme en la cultura local, y eso lo aprendí en Vertical.

Hoy día trabajo en el Hotel Tierra Patagonia, ya llevo cinco temporadas acá. Antes trabajé como refugiero, prestando asistencia a los guías que hacen ice hike y kayak.

 

¿Qué significa para ti, ser un Profesional de la Naturaleza?

Algunos piensan que es cosa de llegar y ser guía en cualquier parte, sólo leyendo un par de cosas, pero no. El guía es mucho más que repetir lo que está en los libros: hay que enfrentar las fortalezas y debilidades de tus pasajeros, medir sus habilidades, en qué contextos geográficos y climáticos realizan actividades al aire libre.

Fue al llegar acá -Patagonia- cuando me cambió toda la película: la gente acá quiere mucho su tierra, son muy cuidadosos; no les gustan las personas que llegan y depredan en una temporada, que vienen por dos o tres meses a trabajar y se llenan de plata los bolsillos y después se van sin impórtales nada el Paine; entonces aquí aprendí que realmente donde uno va tiene que aportar a la comunidad donde está trabajando. No es llegar, hacer la pega y mandarse a cambiar, porque hay que hacerlo con amor y con compromiso. Amor y Compromiso con uno mismo, pero también con la gente que te abre las puertas.

¿Cuál es la claves para convertir tu trabajo en tu pasión?

Yo aprendí en Vertical el trabajo en equipo, donde vamos todos juntos hacia el mismo fin, donde lo único que destaca es la cohesión humana, la base del trabajo en equipo. Trabajando en Vertical con Héctor, con Marcelo, con los viejos, aprendí eso, las bases para cumplir mis sueños. Fueron quienes me abrieron las puertas y me acogieron cuando recién llegué, así es que les tengo un profundo cariño.

Creo que he visto y escuchado a muchos decir que el ecoturismo es una carrera fácil, para volados o hippies, y hoy ya no puedo estar más en desacuerdo. El ecoturismo es una carrera para quererse a uno mismo, para hacer las cosas con amor, para mejorar la calidad de vida de uno y de su entorno, porque cuando llegas realmente a los corazones de las personas y te dan ese abrazo profundo… es la misma satisfacción que cuando alcanzas una gran cima.

¿Cómo ser un profesional de la naturaleza, responsable con el incremento del turismo aventura?

Este parque se está llenando descontroladamente, nosotros como guías tenemos que hacernos cargo y no podemos seguir trabajando 20 días del mes, subiendo con buses de 45 personas, donde esas personas llegan a los miradores y al irse dejan la embarra: no guardando ningún control de ellos porque se ponen a fumar o pisan las plantas, sin respetar los senderos. Entonces nosotros los guías somos los primeros en hacernos responsables y trabajar con grupos pequeños, porque sino vamos a aportar a su destrucción en ves de su conservación.

Yo estoy trabajando con esa filosofía, de tener un control de mi capacidad para con mis clientes, informado claramente cuales son las reglamentaciones, qué tipos de accidentes suelen ocurrir, los desastres que hemos sufrido e invito a mis clientes a que se vinculen desde el respeto y la admiración que los trajo hasta aquí, al final del mundo. Promoviendo el respeto, la humildad, sin nunca perder la capacidad de admiración por el lugar en el que estamos.

 

El Parque Nacional Torres del Paine, ha aumentado desde el 2005 cuando se recibieron 106.757 mil visitas turísticas, al 2017 donde se registraron 264.800 mil visitas turísticas según informó Conaf. Por tanto se hace cada vez más importante la formación de Profesionales de la Naturaleza comprometidos con su trabajo.